Actualidad Animal

Guía para ser vegano y no morir en el intento



Se dice que para ser vegano se necesita de fuerza de voluntad, sin embargo, cuando tienes una razón suficiente para hacer el cambio, lo haces, y hasta luchas por ello.

Se dice que para ser vegano se necesita de fuerza de voluntad, sin embargo, cuando tienes una razón suficiente para hacer el cambio, lo haces, y hasta luchas por ello.

Convertirse en vegano es un proceso diferente para todos. Para algunos es gradual y para otros es inmediato. Lo importante es tener tus propias razones para que puedas transformar tu estilo de vida actual al que quieres de manera grata y saludable. 

En primer lugar, es relevante entender que se pueden cometer errores por desconocimiento u omisión, sin embargo, es crucial no autojuzgarse y seguir adelante, buscar información e irse educando día a día.

  1. La información acerca de los nutrientes; si bien ser vegano le influye más que solo a tu alimentación, esta es la base para tener una buena salud y por esto que deber considerar todos los alimentos necesarios para cubrir tus dosis de vitaminas, proteínas y minerales necesarios. 
  1. Aprender a cocinar es un elemento básico para la supervivencia en el veganismo, ya que la monotonía de platos puede llegar a aburrirte, queriendo devolverte a tu alimentación anterior. A su vez, es valioso conocer los suplementos alimenticios como el seitan, tofu, tempeh, entre otros, que te ayudaran a darle sabor y texturas conocidas a tus platos, pero esta vez libres de culpa.
  1. Al no ser solo una dieta, debes también contemplar los otros aspectos que están dentro, como la cosmética, la ropa, medicamentos, entre otras variables. Hay sellos como el de PETA que certifican a los productos que son veganos, estos te harán más fácil el momento de la compra.
  1. Recordar que este estilo de vida es para proteger a los animales, lo hará más fácil de llevar. Para las personas que deciden hacer el cambio por otros motivos, ya sea salud o medio ambiente, les es menos difícil volver al estilo de vida que tenían antes, en algunos casos cayendo en la culpa o la indiferencia.

Foto de Ella Olsson de Pexels.

Por Veronica Cardona De Santiago