Actualidad Animal

Acuicultura ¿Una alternativa a la pesca de arrastre?



En Chile se ha abierto un debate frente a esta práctica, incluso se han realiza protestas sociales, pero es la mejor medida para combatir la sobrepesca, esto y más averígualo en el siguiente artículo.

En Chile se ha abierto un debate frente a esta práctica, incluso se han realiza protestas sociales, pero es la mejor medida para combatir la sobrepesca, esto y más averígualo en el siguiente artículo.

Por Veronica Cardona De Santiago

La acuicultura es la reproducción de especies animales y vegetales acuáticas de agua dulce y salada; siendo estas peces, moluscos, crustáceos, algas, plantas de agua, etcétera. Es el tercer sector productivo de Chile después de la minería y la manufacturación de productos procesados, químicos y madera.

La acuicultura en Chile emplea a más de 45 mil personas y genera un estimado de $4,5 mil millones de dólares anuales. Está dispersa y variada la producción de especies, puesto que no en todo el país se puede se pueden cultivar o criar todo tipo de animales o plantas.

Si bien la acuicultura ha sido una medida paliativa para disminuir el daño que ocasiona la sobrepesca y la pesca de arrastre, ha traído consigo otros problemas de contaminación ambiental, crisis sociales y vulneración de especies; en Chile todo esto está mayormente asociado a las salmoneras que operan en el territorio nacional.

La cría de salmones tiene 4 etapas; 1 reproducción y cría; 2 traslados al mar para que los peces sean engordados; 3 cosecha y 4 comercialización. A partir de la segunda etapa es donde se insertan en el mar, 397 concesiones de  granjas acuícolas ubicadas dentro de 3 zonas protegidas en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

El principal problema que genera este sector productivo es que se está realizando en zonas no aptas para esto , además los peces que se crían; especialmente salmones, no son nativos de esta zona, por lo que su estadía y desechos generados tienen mayor impacto que las especies autóctonas.

Además, los cauces de la región se ven contaminados con nutrientes inorgánicos como el Nitrógeno y el Fósforo; dándole cabida a la sobre reproducción de especies vegetales . Además, estas aguas son ingeridas por los pobladores de la zona causando enfermedades.

A pesar de que el plan es cambiar el lugar geográfico donde operan las salmoneras o granjas acuícolas, los ambientalistas están preocupados porque su impacto será igual o mayor en cualquiera sea la nueva locación.

Foto de Alexey Komissarov en Pexels.